lunes, 1 de agosto de 2011

El 29% de los aragoneses se encuentra en situación de riesgo de sufrir una deshidratación

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) este verano se presenta más caluroso de lo normal tras finalizar una de las primaveras más cálidas de la historia. Esto puede dar lugar a un incremento de los ingresos hospitalarios como consecuencia de los golpes de calor y las deshidrataciones, situaciones propias de esta época. Consciente de ello, el Observatorio de Hidratación y Salud (OHS) intensifica durante el verano su labor de concienciación para informar a la población de la importancia de ingerir líquidos suficientes y tomar ciertas precauciones ante el intenso calor.

Y lo hace, por quinto año consecutivo, con la puesta en marcha de la campaña ¡No te deshidrates! que vuelve a contar con el respaldo del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad (MSPSI), y el apoyo de la Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Quirón.

Durante estos meses de calor la exposición a temperaturas ambientales elevadas puede provocar pérdida de agua y electrolitos en el organismo, dolor de cabeza, mareos, vómitos, fatiga, etc. Pero no sólo el calor aumenta las probabilidades de deshidratación. En verano también se producen múltiples factores de riesgo: las gastroenteritis, las diarreas, los viajes largos en coche o en avión o el uso excesivo del aire acondicionado -que reseca el ambiente-, entre otras cosas, son causas frecuentes de deshidratación, aunque pocas veces tenidas en cuenta.



--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión