martes, 12 de abril de 2011

La Glorieta de Teruel acoge una exposición sobre la cultura rural y el desarrollo sostenible

Se trata de 66 fotografías de gran formato que se podrán ver del 12 al 26 de abril

 Desde el próximo día 12 hasta el 26 de abril se podrá visitar en Glorieta de Teruel Atalantar, de la cultura rural al desarrollo sostenible, una exposición fotográfica espectacular sobre el mundo rural español, desarrollada por Lunwerg Editores y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. La muestra responde a la voluntad de potenciar, renovar y difundir el quehacer de los que viven cada día en un entorno rural.


Atalantar ofrece una completa visión de la cultura rural (o lo que nos queda de ella) a través de 66 fotografías de gran formato, obra de algunos de los mejores fotógrafos españoles, entre ellos Xurxo Lobato, José Antonio Martínez, Ángel Araújo, Ramón Masats, Francisco Ontañón o Domi Mora, que han querido rendir un homenaje a aquellos que hicieron de la tierra su medio de vida

Atalantar, la palabra que da nombre a la exposición, es un término de la cultura rural que ya apenas se utiliza pero que significa cuidar, mimar, acariciar... entre otras acepciones. 'Es uno de los términos más hermosos de nuestro léxico y con una clara vinculación al sentido de la hospitalidad que, en no poca medida, caracteriza a la cultura rural. Ha quedado restringida a unos pocos lugares, como las sierras centrales extremeñas donde, además, se le da el sentido de compartir, casa y comida, es decir de amable invitación. Está en claro peligro de extinción', explica el comisario de la exposición, el naturalista Joaquín Araújo.

La exposición se estructura en cuatro apartados que nos van introduciendo en la comprensión y la contemplación de un mundo rural, casi siempre callado e invisible, que es la base de nuestra economía, nuestra historia y nuestro arte. Los textos e imágenes de la muestra no sólo miran hacia lo que ha sido, sino también y ante todo, contemplan como urgente necesidad llegar a un desarrollo sostenible.


Una portentosa fuerza creadora: el mundo rural como base sustentadora de la vida, la adaptación de las especies y creadora de paisajes y de historia.

Fundadores de cultura: el mundo rural como escenario donde el hombre ha desarrollado el arte, construcciones específicas, costumbres y tradiciones, la primera tecnología e incluso la mayor parte de las palabras, que proceden del ámbito rural.

Una cultura menoscabada: ¿está derrotada la cultura rural? ¿qué nos queda de ese mundo? ¿cuál es el uso sostenible del territorio? ¿qué impactos ambientales soporta el mundo rural?

Hacia una cultura atalantadora: el mundo rural nos plantea muchos retos: cuidar el paisaje, nutrir a lo que nos nutre, utilizar el agua, conseguir una dieta sana, crear empleo a través del desarrollo rural, cuidar a lo que nos cuida...

Con esta exposición, la Glorieta se estrena como zona expositiva. En esta ocasión, el visitante podrá hacer un recorrido a través de la imagen y la palabra bajo la temática del desarrollo rural sostenible.



--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión