jueves, 20 de mayo de 2010

Una exposición repasa una década de arquitectura contemporánea en Teruel

20.5.2010.

 


 

El vicepresidente José Ángel Biel ha asistido a la inauguración de esta muestra que se exhibe en el Claustro de la Iglesia de San Pedro de la capital turolense hasta mediados de julio

La muestra 1110 Teruel, 11 proyectos, 10 años de arquitectura contemporánea , que permanecerá abierta hasta mitad de julio, recorre once proyectos arquitectónicos desarrollados durante la última década en la ciudad de Teruel. Algunos de estos proyectos, representativos de la arquitectura urbana contemporánea, han recibido reconocimientos nacionales e internacionales. Gracias a esta exposición, a cuya inauguración ha asistido el vicepresidente y portavoz del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, se puede comprender la importancia de las intervenciones urbanísticas y arquitectónicas más recientes llevadas a cabo en la capital turolense.

Biel ha recordado que varios de los proyectos que se pueden ver en la muestra los ha hecho el Gobierno de Aragón y ha incidido en la profunda transformación de la ciudad . El vicepresidente ha comentado que se ha hecho un importante esfuerzo en Teruel, un esfuerzo que no se había visto desde las inversiones que hizo Regiones Devastadas para reconstruir Teruel tras la guerra .

De todos los proyectos, Biel ha comentado que su favorito es el Óvalo, donde he pasado parte de mi infancia y ha mostrado su interés en ver cómo queda el ascensor que unirá San Julián con el Centro .
Los comisarios y organizadores de la muestra son Raúl Leymonie B.,Domingo Sánchez Zuriaga y Jesús Pérez Zuriaga, quienes han querido ofrecer un retrato del momento actual que vive la arquitectura contemporánea en la ciudad de Teruel, a través de once  obras representativas, algunas ya construidas, y otras que se encuentran en fase de  construcción o proyecto.

Gracias a paneles explicativos y a un audiovisual que recoge los testimonios de los autores de las obras se podrán conocer en profundidad los proyectos de la Plaza del Torico, el Paseo del Óvalo, la Plaza Amantes, el equipamiento multiusos de la Plaza Domingo Gascón, el Museo de Etnografía, la ampliación del Museo Provincial, el Centro Cultural del Cofiero, el Ascensor Atalaya de San Julián, la Baronía de Escriche y la propuesta de ordenación de la Vega del Turia.

Reconocimientos internacionales

Algunas de estas actuaciones arquitectónicas y urbanísticas han recibido prestigiosos reconocimientos nacionales e internacionales. El Paseo del Óvalo fue merecedor en el año 2004 de dos importantes galardones: el Primer Premio Europeo al Espacio Público Urbano y el Primer Premio Ciudad Patrimonio de la Humanidad del Ministerio de Cultura. Además, en el año 2006 fue el único proyecto de la Comunidad Autónoma seleccionado para ser expuesto en el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York dentro de la exposición On-site: New Architecture in Spain , que resumía la trayectoria de la arquitectura española en las últimas décadas.

Otra de las actuaciones que se recoge en esta muestra, la Plaza del Torico, también ha recibido importantes galardones internacionales. El primero de ellos fue el Award of Merit , concedido al despacho encargado del diseño, Artec3, por la Asociación Internacional de Diseñadores de Iluminación. Los arquitectos de la obra también fueron galardonados, como reconocimiento del buen uso de la piedra natural, con el premio internacional Architecture in Stone .

Impulso del Gobierno de Aragón

La mayoría de los proyectos incluidos en la exposición inaugurada esta tarde han sido financiados desde el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón. Se trata de proyectos que han transformado o seguirán transformando la ciudad de Teruel como la Plaza del Torico, el Paseo del Óvalo, la Plaza Amantes, la Plaza Domingo Gascón, el Centro Cultural del Cofiero y el ascensor de San Julián.

Pero, además de estas actuaciones, el Gobierno de Aragón ha impulsado la renovación urbanística de la capital turolense con otras obras como la reforma de la Glorieta, la construcción de la sede de la Delegación Territorial del Gobierno de Aragón, la remodelación de la Casa de Doña Blanca como sede de la Comarca Comunidad de Teruel, el parking y la plaza del Arrabal, la restauración de las iglesias de San Andrés y El Salvador y la mejora de la Plaza de San Juan.

Estas actuaciones arquitectónicas y urbanísticas, encaminadas a hacer de Teruel una ciudad más cómoda para los turolenses y atractiva para el turismo cultural, han supuesto una inversión de Política Territorial de casi 53 millones de euros. A esta cantidad hay que sumar los casi 30 millones de euros invertidos por el Instituto Aragonés de Fomento en Dinópolis Teruel que, en sus diez años de funcionamiento, se ha consolidado como un foco de atención turística de primer orden y ha generado la apertura de nuevos establecimientos hosteleros en la ciudad.