martes, 16 de febrero de 2010

El Fondo de Inversiones de Teruel destina 3,5 millones de euros para financiar proyectos industriales y agroalimentarios

15.2.2010.

 


En Aragón Liberal

Con el desarrollo de estos proyectos se crearán hasta 150 puestos de empleo

Financiar aquellos proyectos de inversión que promuevan, de manera directa o indirecta, la generación de riqueza en la provincia de Teruel es el principal objetivo del Fondo de Inversiones de Teruel. Se trata de un convenio de colaboración entre el Gobierno de España y el Gobierno aragonés para la realización de diferentes proyectos agroalimentarios, industriales y turísticos, proyectos de infraestructuras y proyectos culturales.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, acompañado por el director general de Promoción Económica, Francisco Querol, y el director del Instituto Aragonés de Fomento, Antonio Gasión, ha presentado la distribución de financiación de proyectos agroalimentarios e industriales. El presupuesto para el año 2009 es de 3,5 millones de euros, sobre una inversión de 75 millones de euros, lo que va a permitir el desarrollo de 31 proyectos.

Larraz ha destacado la importancia de impulsar el desarrollo económico y social de la provincia de Teruel. Así como la creación de más de 150 puesto de trabajo gracias a la puesta en marcha de estas iniciativas.

La cantidad destinada para proyectos industriales es 2 millones de euros del que se podrán beneficiar 20 empresas ubicadas en distintas comarcas de la provincia turolense como Bajo Aragón, Comunidad de Teruel, Sierra de Arcos, Bajo Martín, el Maestrazgo, Matarraña o Cuencas Mineras. La manufacturas, el comercio, el sector químico, la industria son algunas de las actividades a las que se dedican estas empresas.

En cuanto a las ayudas correspondientes al ámbito agroalimentario, 1,5 millones de euros se distribuirán entre 11 empresas. De estas, el 64% pertenecen al sector porcino y el 27% al de la alimentación.

El Fondo de Inversiones de Teruel ha destinado en los 3 últimos años 12 millones de euros para proyectos industriales y agroalimentarios sobre una inversión total de 253 millones de euros.

Por otra parte, el Fondo de Inversiones de Teruel es un instrumento que nace con el objetivo de compensar a la provincia por no haber obtenido Aragón la calificación de Objetivo 1 de la Unión Europea y, por lo tanto, resultar excluida la Comunidad Autónoma del Fondo de Compensación Interterritorial.

La base legal para el establecimiento de este fondo especial se introdujo en el preámbulo de la Ley 20/1990, de 26 de septiembre de Fondo de Compensación Interterritorial al advertirse que Teruel no sólo quedaba fuera de ser considerada zona menos desarrollada y, por lo tanto, fuera del Objetivo 1, sino que, además, tampoco se le atendía mediante el mencionado Fondo de Compensación Interterritorial.

De esta forma, el 20 de octubre de 1992, se firmó el primer convenio del Fondo Especial de Teruel con una dotación inicial de 1.900 millones de pesetas anuales, que se financiarían al 50% entre el Estado y la Comunidad Autónoma de Aragón. Un acuerdo que se materializó a partir de 1993.

El Fondo de Inversiones de Teruel se ha duplicado a partir del año 2006 gracias al Plan Especial de Teruel, puesto en marcha por el Gobierno de España, dentro del que caben destacar las convocatorias de reindustrialización, así como el desarrollo de diferentes infraestructuras.

Hay que destacar también el sistema de Incentivos Regionales, por el que se conceden ayudas a fondo perdido para la inversión empresarial en la provincia, y el Plan Miner (a través de sus líneas de infraestructuras y apoyo a proyectos empresariales generadores de empleo). En todo el periodo de vigencia de estos instrumentos de apoyo, la Administración central y el Gobierno de Aragón, han otorgado más de mil millones de euros de subvención directa en el marco de las diferentes líneas mencionadas.