viernes, 7 de agosto de 2009

EL AYUNTAMIENTO DE TERUEL COMUNICARÁ ALTAS Y VARIACIONES DIRECTAMENTE A LA GERENCIA DE CATASTRO

7.8.2009.
 
 
 
El objeto de esta ordenanza fiscal es la comunicación por el Ayuntamiento a la dicha Gerencia de todas las inscripciones o modificaciones de datos de nuevas construcciones, así como la ampliación, reforma, rehabilitación de las construcciones ya existentes, ya sea parcial o total, demolición o derribo de las mismas, segregaciones o divisiones.

DE ESTE MODO SE MEJORARÁ LA GESTIÓN DEL IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES


El Ayuntamiento de Teruel a través de su Ordenanza Fiscal nº 37 regula el procedimiento de incorporación mediante comunicaciones ante la Gerencia Territorial del Catastro.


El objeto de esta ordenanza fiscal es la comunicación por el Ayuntamiento a la dicha Gerencia de todas las inscripciones o modificaciones de datos de nuevas construcciones, así como la ampliación, reforma, rehabilitación de las construcciones ya existentes, ya sea parcial o total, demolición o derribo de las mismas, segregaciones o divisiones.

Según dicha ordenanza, el Ayuntamiento está realizando únicamente la recopilación de datos, sin que esto consista en una inspección catastral.

Del mismo modo, con el conocimiento de la falta de concordancia entre la descripción catastral de los inmuebles urbanos y/o rústicos y la realidad, se realizará una notificación a los interesados informándole de los errores y discrepancias.

En estos momentos el Ayuntamiento ha procedido ya al envío de aproximadamente 250 notificaciones solicitando la documentación oportuna, y que se irán atendiendo durante los meses de agosto y septiembre. Posteriormente estos datos serán entregados a Gerencia Territorial de Catastro que efectuará una valoración en el caso de nuevas incorporaciones y de incorporaciones en el caso de las unidades ya existentes. Finalmente se realizará una notificación a los interesados de las valoraciones por altas y demás alteraciones adoptadas por la Gerencia.

Iniciado ya el proceso, se seguirán enviando de manera continuada nuevas comunicaciones a todas las unidades que se están detectando. Este proceso se ha comenzado ya en el casco urbano y sus barrios en inmuebles situados en suelo urbano. Se pretende de este modo, desde el Ayuntamiento y en colaboración con la Gerencia Territorial de Catastro, la mejora y eficiencia de la gestión tributaria, con la corrección de aquellos inmuebles que no estén o estén mal recogidos en el catastro.