martes, 21 de julio de 2009

"Atalaya" gana el concurso de ideas para construir un ascensor que unirá el barrio de San Julián con el centro de Teruel



El proyecto, del turolense Joaquín Andrés Rubio, propone un elevador y una pasarela que conecta con la estación de autobuses y se inspira en las torres mudéjares

El vicepresidente de Aragón ha presidido el jurado que ha evaluado las catorce propuestas presentadas al concurso convocado por Urban Teruel

Fotografia relacionada con la nota de prensa

El proyecto Atalaya ha sido el ganador del concurso de ideas para la construcción de un ascensor que deberá unir el barrio de San Julián con el Centro de Teruel. Atalaya propone, inspirándose en las torres mudéjares Patrimonio de la Humanidad, la creación de una nueva torre que aloje dos ascensores y una escalera peatonal y una pasarela horizontal que conecte con la plaza de acceso a la estación de autobuses, además de un mirador. El ascensor parte del espacio libre situado en la confluencia de las calles Rosario y Jardinera. El concurso de ideas para esta obra ha sido convocado por la Sociedad Urban Teruel y financiado por el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior. El proyecto ganador se embolsará 10.000 euros y la posibilidad de encargo de la redacción del proyecto técnico.

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, acompañado por el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, y el alcalde de la capital turolense, Miguel Ferrer, ha presidido el jurado que ha elegido la propuesta ganadora por unanimidad entre los catorce proyectos presentados. Para Biel, el proyecto ganador ''resuelve un problema y lo resuelve bien. Es un proyecto que va a tener cierto impacto'', y ha subrayado que la decisión se ha tomado con la participación de los vecinos del barrio de San Julián. El vicepresidente ha adelantado además que el proyecto se podría encargar este mismo año.

La ubicación elegida por Atalaya las empresas tenían tres opciones- ha sido la confluencia de las calles Rosario y Jardinera porque permite articular San Julián con el Centro, crear una nueva plaza y relacionar la obra con la estación de autobuses.

La piel de la torre exterior propuesta por Atalaya no apoya sobre el suelo de la plaza de acceso, a la que sólo llegan los elementos estrictamente necesarios para acceder al ascensor (una caja de vidrio) y sustentar la estructura resistente (los pilares del núcleo interior). Resulta así una plaza de acceso diáfana, liberada tras el traslado del actual Centro de Transformación, con la presencia de la lámina de agua como reflejo de la pasarela superior y el muro de fondo como pliegue que relaciona con la ladera.

El ascensor se configura en una doble torre, con un núcleo interno que contiene estructura resistente; a este núcleo lo rodea una piel exterior texturada, realizada en acero que conforma exteriormente el volumen de la torre. En el espacio entre ambas pieles circula la escalera, abrazando en volumen interior, según se refleja en el proyecto.

Al igual que ocurre con el cuerpo de campanas de las torres mudéjares, que actúa de punto de observación y vigilancia de la línea interior de defensa de la ciudad, la pasarela propuesta atraviesa la parte superior de la torre, volando más allá de ella y conformando un mirador sobre el paisaje.

Atalaya ha optado por la instalación de un ascensor de doble cabina, con capacidad para 10 personas y una velocidad de un metro por segundo.

Se plantean tres accesos públicos: uno a nivel inferior; otro intermedio y de acceso de la pasarela intermedia desde la ladera y uno último situado en la plaza de la estación de autobuses.

Accésit

El jurado ha decidido, por otro lado, premiar con dos accésit de 5.000 y 3.000 euros respectivamente a los proyectos Conecta2, del también turolense Jesús Pérez Zuriaga, y a Alma Permeable, del valenciano Alfonso Díaz Segura.