domingo, 14 de junio de 2009

CONCLUSIONES DE LA I JORNADA DE FORMACIÓN PARA LA IMPLANTACIÓN DE LA AGENDA 21 ORGANIZADA POR DIPUTACIÓN DE TERUEL

 
INFORMACIÓN, FORMACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN CLAVES FUNDAMENTALES PARA EL ADECUADO DESARROLLO DE LAS AGENDAS 21 EN LA PROVINCIA DE TERUEL
 
Utrillas ha acogido la I Jornada de formación para la implantación de la Agenda 21, organizada por el departamento de Desarrollo Rural de la Diputación de Teruel bajo el título "No delante de mi casa. Orientaciones para planificar políticas públicas con impacto territorial". El diputado delegado de ese área, Francisco Vilar, y de las Agendas 21, Rafael Martí, destacaban el interés de esta institución por estos programas que "encaminan a la provincia en la búsqueda del desarrollo sostenible a través de la participación ciudadana. Abrir el debate social permite fomentar la creación de nuevas redes y contactos entre todos los implicados en ese objetivo". La Diputación de Teruel comenzó a trabajar en 2006 en las Agendas 21 presentes en la totalidad de la provincia, si bien, todavía queda un largo camino por recorrer para su definitiva implantación.
 
La I Jornada de formación para la implantación de la Agenda 21, dirigida a representantes políticos y técnicos de las comarcas y municipios turolenses, ha servido para realizar un diagnóstico del funcionamiento de las mismas en la provincia. Las conclusiones de este encuentro señalan la necesidad de crear una red, entre todas las Agendas 21, que permita un intercambio de experiencias y sea un foro estable de aprendizaje. De igual manera, todos los implicados en esta iniciativa, consideran fundamental fomentar la acciones informativas y formativas para dar a conocer a todos los ciudadanos y ciudadanas los objetivos que plantea la Agenda 21 en cada uno de los territorios. Así mismo consideran imprescindible sensibilizar a políticos y técnicos locales en la aplicación de las medidas que arbitren cada una de ellas. La Agenda 21 es una oportunidad de futuro y por ello, hay que darle continuidad en el tiempo con personal cualificado que, inicialmente, sirva de enlace entre la empresa que trabaja en su implantación y el ente local correspondiente. Posteriormente deberán velar por su adecuada aplicación. Los agentes de desarrollo local y agentes de empleo local vinculados a las comarcas pueden ser los técnicos encargados de dar esa continuidad a las Agendas 21.
 
LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA FUNDAMENTAL EN LA IMPLANTACIÓN DE LA AGENDA 21
 
El director general de Participación Ciudadana del Gobierno de Aragón, Ignacio Celaya, ha destacado en su intervención que "el territorio es hoy la fábrica del siglo XXI. Vivimos en un territorio complejo que requiere soluciones complejas en el que la participación permita definir políticas públicas que se construyan de forma común entre políticos, técnicos y ciudadanos". Este modelo de trabajo puede definir una inteligencia colectiva que ayude a tomar las decisiones adecuadas a los responsables políticos, según Ignacio Celaya, quien subrayaba que "las Agendas 21 pueden ser las herramientas que resuelvan conflictos y motores de la sostenibilidad. Son modelos que se desarrollan desde la transversalidad y la compresión de lo diverso".
 
La I Jornada de formación para la implantación de la Agenda 21 ha servido para conocer diferentes experiencias sobre cómo afrontar los conflictos ligados al territorio. Representantes de la Plataforma en defensa del Matarraña han recordado la importancia del pacto y de la implicación de todas las partes afectadas por el conflicto del agua. Tanto Alberto Moragrega, ex-presidente de la citada plataforma, como José María Puyol, presidente de la Comunidad de regantes del Matarraña, coincidían en destacar que "el compromiso social, los cambios de mentalidad, la participación de la gente, limar distancias desde la humildad y la buena voluntad, permitieron iniciar nuevos modelos de desarrollo de los que todos nos sentimos partícipes".
 
Estas experiencias, junto a la presentación del Consejo Municipal de Medio Ambiente y Sostenibilidad del ayuntamiento de Sant Boi del Llobregat, han demostrado que la participación es la herramienta más eficaz, útil y sostenible para evitar que las posturas, ante un conflicto, se extremen y entrar, desde la generosidad, en una búsqueda común de soluciones. Carles Riera, de la Fundación Desenvolupament Comunitari, concluía que "con procesos participativos, ni se ganan, ni se pierden elecciones"