miércoles, 25 de junio de 2008

Gervasio Sánchez ha ofrecido la conferencia “Los ojos de la guerra” en el Museo de Teruel

25.6.2008.

El Museo de Teruel ha sido el escenario en el que, el prestigioso fotoperiodista, Gervasio Sánchez ha ofrecido la conferencia "Los ojos de la guerra".


Por: Redacción

Esta actividad se celebra con motivo de la exposición "Centelles. Las vidas de un fotógrafo. 1909 - 1985". No en vano, uno de los cuatro espacios que configura esta gran muestra fotográfica (la sala de la Cámara de Comercio) está protagonizado por el homenaje a Centelles que realiza el propio Gervasio Sánchez: "Latidos del tiempo en el frente de Aragón".

www.aragonliberal.es


El Museo de Teruel ha sido el escenario en el que, el prestigioso fotoperiodista, Gervasio Sánchez ha ofrecido la conferencia "Los ojos de la guerra".

 La exposición "Centelles. Las vidas de un fotógrafo. 1909-1985", que permanecerá abierta hasta el 20 de julio, permite contemplar más de 200 fotografías que reflejan la fascinante trayectoria vital y profesional de uno de los fotoperiodistas más valiosos del siglo XX. Agustí Centelles logró revolucionar el fotorreportaje retratando los convulsos acontecimientos que sacudieron la vida de nuestro país entre 1934 y 1939, otorgando al fotoperiodismo una dimensión desconocida hasta entonces. No en vano, Centelles fue uno de los primeros fotógrafos españoles en ejercer el fotoperiodismo como profesión y su archivo de imágenes servirá a cuantos visiten esta exposición para que recuperen o descubran parte de nuestra memoria histórica.

Muchas de las imágenes de Centelles forman parte ya sustancial del inventario visual y cultural de lo que fue la guerra civil española. Además, Centelles está considerado internacionalmente como el fotógrafo español más interesante de su generación. Con su cámara Leica siempre a punto, Centelles captaba las imágenes de forma inmediata y continua. Algunas de esas fotografías del conflicto bélico en España fueron portadas de importantes revistas internacionales. Después de la guerra, Agustí Centelles se exilió en Francia donde retrató las duras condiciones de vida del campo de concentración de Bram. Ya de vuelta a su Barcelona natal, le fue prohibido ejercer como reportero gráfico y tuvo que hacer una reconversión forzosa a la fotografía industrial y publicitaria de la que esta exposición da cuenta también con excelentes ejemplos.

Buen ejemplo de esa admiración unánime que despierta hoy su trabajo son las palabras que ha escrito otro fotoperiodista de prestigio en nuestros días, Gervasio Sánchez: "nadie ha mostrado la Guerra Civil española con el coraje, la emoción y la sensibilidad de Agustí Centelles".

Según Gervasio Sánchez, "hoy, después de sumergirme en su obra, visitar los escenarios de Aragón por donde transitó hace casi tres cuartos de siglo y conocer las situaciones dramáticas que tuvo que soportar mientras realizaba sus mejores fotografías, me atrevo a decir que pocos fotógrafos en el mundo han resumido con tanta destreza la verdad desnuda de la violencia y de la guerra, que es el fracaso absoluto del hombre, y han mostrado a las víctimas, la única verdad incuestionable cuando todo se desmorona, con tanta dignidad y compasión".

La exposición "Centelles. Las vidas de un fotógrafo. 1909 - 1985" se inauguró en Barcelona y ha podido ser visitada también en Madrid y Valencia, aunque en esta última ciudad parcialmente. Ahora, de nuevo al completo, vuelve a convocar en Teruel "a miles de personas que se sorprenderán de lo que fue capaz de hacer, en circunstancias personales terribles, uno de los mejores fotoperiodistas de la historia", en palabras de Gervasio Sánchez.

BREVE BIOGRAFÍA DE GERVASIO SÁNCHEZ

Nacido en Córdoba en agosto de 1959, Gervasio Sánchez es periodista desde 1984. Sus trabajos se publican en "Heraldo de Aragón" y "La Vanguardia" y colabora con la Cadena Ser y la BBC.

Es autor de varios libros fotográficos: "El cerco de Sarajevo" (1995) y los publicados por la editorial Blume "Vidas minadas" (1997 y 2002), "Kosovo, crónica de la deportación" (1999), "Niños de la guerra" (2000), "La caravana de la muerte. Las víctimas de Pinochet" (2002), "Latidos del tiempo" (2004), junto al escultor y artista plástico Ricardo Calero y "Sierra Leona, guerra y paz" (2005).

Coordinó en 2001 junto a Manuel Leguineche el libro "Los ojos de la guerra (Homenaje a Miguel Gil)" y en 2004 publicó "Salvar a los niños soldados".

Ha recibido los premios Ortega y Gasset, Cirilo Rodríguez, Club Internacional de Prensa, Andalucía de Cultura, Derechos Humanos de Periodismo, Liber Press, Javier Bueno. Las instituciones aragonesas le han concedido la Medalla de Oro de Santa Isabel de Portugal y la Medalla al Mérito Profesional, además de nombrarle hijo adoptivo de Zaragoza. Es enviado especial por la paz de la UNESCO