jueves, 17 de abril de 2008

Presentada la guía de la comarca Comunidad de Teruel,dentro de la colección Red Natural de Aragón

17.4.2008.

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha presentado la nueva publicación, que ha sido coordinada por el agente de protección de la naturaleza Ernesto de Leonardo. Esta guía invita a conocer lo más destacado de la naturaleza de esta comarca turolense, como son las parameras del Campo de Visiedo, la Rambla de Barrachina o los distintos yacimientos paleontológicos.

www.aragonliberal.es


El patrimonio natural de la comarca Comunidad de Teruel se recoge en el nuevo título de la colección de guías comarcales de la Red Natural de Aragón, editada por el Departamento de Medio Ambiente, con el patrocinio de Caja Inmaculada y la producción de Prames. Se trata del número 22 de la colección y séptima de las dedicadas a la provincia de Teruel, tras los libros dedicados al Maestrazgo, Matarraña-Matarranya, Gúdar-Javalambre, Bajo Aragón, Jiloca y Sierra de Albarracín. El libro ha  sido coordinado por Ernesto de Leonardo, agente de protección de la naturaleza del Departamento de Medio Ambiente.

 

El libro cuenta con 192 páginas en las que se hace un repaso de los espacios naturales protegidos que posee esta comarca turolense (cuatro Zonas de Especial Protección para las Aves y diez Lugares de Importancia Comunitaria), además de los distintos puntos de interés fluvial y geológico, los árboles monumentales, los montes de utilidad pública y los humedales singulares.

 

Esta amplia comarca de 2.791 kilómetros cuadrados, situada al sur de Aragón y repartida en 46 municipios, cuenta con amplias zonas esteparias entre las que deben destacarse, por su valor ecológico, las parameras, las zonas de suelos con yesos, y los bosques de encinas o carrascas, sabinares y pinares de diferentes especies. A lo largo de los ríos Jiloca y Alfambra se encuentran además, interesantes formaciones de bosques de ribera que contrastan con los fríos y desolados páramos.

 

La guía ofrece detalle de siete excursiones naturalistas que se pueden realizar a pie, en bici o por carretera con vehículo. Una de ellas, para realizar por carreteras y pistas,  parte de Teruel capital y, siguiendo el cauce del río Turia, se dirige a Villel, Libros, Riodeva y termina en los saltos de agua de los Amanaderos. Otra ruta que también parte de Teruel se acerca hasta Torremocha, describiéndonos el paisaje, la fauna y la flora, y a pie finaliza en lo alto de la Peña Palomera, de 1.531 metros de altitud, donde se pueden observar buitres leonados, abundantes chovas piquirrojas y algunas cabras monteses. Los amantes de las caminatas y los paseos por paisajes formidables encontrarán una opción atractiva en los estrechos de Los Alcamines, paraje próximo a Perales de Alfambra donde el río Alfambra se encajona entre verticales paredes rocosas.

 

En la sección Guía de campo , aparecen espacios destacados como las erosiones anaranjadas de la rambla de Barrachina como un lugar de encanto natural -, el pico Castelfrío como montaña representativa de la comarca- o el embalse del Arquillo de San Blas como paisaje con agua-. La nota humana la aporta la aparición de personajes vinculados a la naturaleza como el geólogo José Carlos Rubio que ha investigado sobre las lagunas perdidas del Alto Jiloca-, el cantante David Civera y su compromiso con las campañas del Instituto Aragonés del Agua-, el colectivo de Agentes de Protección de la Naturaleza, o los dibujos infantiles realizados por cuatro niños del Colegio Rural Agrupado Teruel 1 de Perales de Alfambra.

 

En las páginas impresas no podían faltar otros aspectos como el calendario naturalista con los principales acontecimientos naturales en la comarca, mes a mes-, actividades de educación medioambiental, una pequeña guía para reconocer las plantas asociadas a rocas calizas, productos de la tierra como el jamón de Teruel, los estudios que están vinculados a indicios de contaminación en los bosques, ejemplos de sostenibilidad, cuentos y leyendas, etc.

 

En la publicación ha participado un buen número de expertos naturalistas, biólogos, geógrafos, periodistas, agentes de protección de la naturaleza, fotógrafos especializados, historiadores y etnólogos como son, entre otros, Elisa Alegre, Raúl Blanco, María Calabuig, Alberto Cobos, Iovanka de Leonardo, Jaime Gómez, Natalia Huerta, José Carlos Rubio, Eduardo Sánchez o el propio coordinador Ernesto de Leonardo.

 

La guía cuenta con 192 páginas en color, más de 300 fotografías, diversos mapas e ilustraciones, y va acompañada de un plano cartográfico a escala 1:125.000 de la  comarca de la Comunidad de Teruel, donde se localizan todos los espacios protegidos y puntos de interés de la Red Natural de Aragón.

 

Además de las guías dedicadas a las comarcas turolenses, dentro de esta colección se han editado los títulos dedicados a la Ribera Baja del Ebro, Monegros, La Ribagorza, Campo de Belchite, Tarazona y el Moncayo, Cinca Medio, Hoya de Huesca/Plana de Uesca, Zaragoza, Alto Gállego, Somontano de Barbastro, Aranda, La Jacetania, Comunidad de Calatayud, Bajo Aragón-Caspe/Baix Aragó-Casp, y Sobrarbe. El próximo título que se presentará dentro de un mes estará dedicado a Andorra-Sierra de Arcos. El precio de cada ejemplar es de cinco euros y se encuentran disponibles en kioscos, librerías y papelerías de todo Aragón.