jueves, 27 de marzo de 2008

La ciudad de Teruel recupera el Aljibe Somero de la plaza del Torico y estrena la restauración de la iglesia del Salvador

27.3.2008.

 


Por: Redacción

La ciudad de Teruel sigue sumando atractivos a su importante oferta turística. La recuperación del Aljibe Somero de la plaza del Torico –actuación incluida en la ambiciosa reforma de la plaza-, la reforma del claustro de la iglesia de San Pedro o la restauración de la iglesia del Salvador han sido los nuevos pasos dados por el Gobierno de Aragón para 'lavar la cara' a la capital turolense.

www.aragonliberal.es


La ciudad de Teruel recupera el Aljibe Somero de la plaza del Torico y estrena la restauración de la iglesia del Salvador

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, ha visitado también las obras en el Claustro de San Pedro

La ciudad de Teruel sigue sumando atractivos a su importante oferta  turística. La recuperación del Aljibe Somero de la plaza del Torico –actuación incluida en la ambiciosa reforma de la plaza-, la reforma del claustro de la iglesia de San Pedro o la restauración de la iglesia del Salvador han sido los nuevos pasos dados por el Gobierno de Aragón para 'lavar la cara' a la capital turolense. El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, ha realizado esta mañana una visita a estas obras que, junto a las actuaciones ya realizadas en la sede del Gobierno de Aragón en Teruel, la reforma del Óvalo y su entorno, la rehabilitación de la Glorieta y la puesta en servicio de un nuevo parquin subterráneo o la nueva plaza del Torico, están ayudando a relanzar la ciudad.

 

Biel ha comenzado su visita de hoy a Teruel con un recorrido por las obras realizadas en el aljibe Somero de la plaza del Torico, donde se han invertido cerca de un millón de euros aportados por el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón. Esta actuación viene a completar los trabajos llevados a cabo en la ambiciosa reforma de la plaza, que han costado algo más de seis millones de euros. El vicepresidente, acompañado por el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, y el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, ha comprobado el trazado subterráneo de este espacio, que se inicia a partir de la salida del Aljibe Fondero. El proyecto ha permitido la recuperación de la Galería de ladrillo abovedada que desciende desde la Cuesta de San Pedro y que discurre entre la denominada "Arca Secreta" y el Aljibe Fondero

 

En el recorrido nos encontramos con el Arbellón,  una conducción medieval que recogía las aguas pluviales y residuales que discurre por el centro de la Plaza hasta embocar en la calle Nueva. Sus restos de mampostería trabada con yeso son visibles durante el recorrido desde dos zonas distintas lo que permite apreciar las dimensiones, formas y métodos constructivos empleados en la ejecución de esta infraestructura.

 

Precisamente, en su lateral y en un ensanchamiento del recorrido aparece un hueco en los muros-paredes correspondiente al "Arca Secreta" de la Fuente de la Plaza Mayor del Acueducto. Una infraestructura destinada a albergar agua, situada al norte del Aljibe Fondero y que ha supuesto su  incorporación en el recorrido y restauración.

 

Si avanzamos hasta el final del espacio, aparece el Aljibe Somero. Se trata de un gran depósito de planta rectangular de 16,5 metros de largo con una altura de 6,2 metros hasta el eje de la bóveda que lo cubre, que data del último cuarto del siglo XIV, situado en la parte septentrional de la Plaza. Es la estructura de mayor importancia por su interés arqueológico y por su tamaño, así como por las posibilidades de utilización que ofrece su espacio interior. En este sentido, se han colocado unas gradas, con una estructura de acero forrada de madera, que servirán de base  para la futura sala de audiovisuales prevista por el Ayuntamiento de Teruel para divulgar la historia y el patrimonio de la ciudad. También en este mismo espacio se ha ubicado el control de mando del sistema de iluminación de la Plaza del Torico.

 

CLAUSTRO DE SAN PEDRO

 

Por otro lado, el vicepresidente del Gobierno de Aragón,  ha visitado los trabajos que se están llevando a cabo para la restauración del Claustro y Ábside de la Iglesia de San Pedro de Teruel con un presupuesto de 1,5 millones de euros, a través de un convenio de colaboración entre el Gobierno de Aragón, la Diócesis de Teruel y Albarracín y la Fundación Amantes.

 

La intervención, que se encuentra en su fase final, ha contemplado el derribo de los dos pisos superiores de la Casa Racioneros lo que ha permitido recuperar la visión del ábside de la Iglesia desde las calles Caracol y Hartzenbuch y preservar así la sacristía de la Iglesia que data del siglo XVII. Además, una vez restaurados, se han incorporado espacialmente al Claustro, la capilla y el templete en el que estuvieron los Amantes en el siglo  XIX.

 

En el patio, su restauración, que ha incluido el saneamiento y medidas para estabilizar las columnas, se ha respetado y recuperado su tipología mudéjar y se ha mantenido  su construcción inicial. En cuanto a los corredores, se ha optado por mantener los elementos incorporados en bóvedas, pilastras y muros exteriores, en la intervención efectuada entre 1900 y 1904, y se ha dejado a la vista alguna superficie del revestimiento primitivo.

 

Asimismo, se ha actuado en  la cubierta, con la restauración de todas las yeserías de principios del siglo XX que estaban  muy deterioradas y con la colocación de tela asfáltica para mejorar su impermeabilización. Además, se han consolidado lo que son los elementos estructurales del Claustro  con la fijación de contrafuertes para reforzar su estructura.

 

IGLESIA DEL SALVADOR

 

Posteriormente, durante su recorrido por los distintos  proyectos que lleva a cabo el Ejecutivo Autónomo en Teruel,  el vicepresidente José Ángel Biel, acompañado por el consejero Silva, el alcalde Miguel Ferrer, y el vicario general de la Diócesis de  Teruel y de Albarracín, Manuel Sebastián, ha comprobado los trabajos de restauración de la Iglesia del Salvador, en la que el Ejecutivo autónomo ha invertido 285.000 euros. El Obispado ha sido el encargado de la ejecución de los trabajos.

 

La Iglesia del Salvador de Teruel data del siglo XIV, aunque fue reconstruida en 1677, a causa de un derrumbamiento. En la actualidad no presentaba problemas estructurales pero sus fachadas y aleros se encontraban en avanzado estado de deterioro por lo que los trabajos se han centrado en este aspecto, además de la eliminación de las barreras arquitectónicas y varias actuaciones en el interior del templo

 

Así, las obras han incluido la rehabilitación de las fachadas, que se han mantenido con su acabado inicial, con las fábricas de mampostería vistas, y se han sustituido los morteros de junta degradados por otros a base de cal, al mismo tiempo que se ha realizado un zócalo de cal en la zona inferior de la fachada de la calle  del Salvador.

 

Además, se ha intervenido en las portadas de acceso al Templo. En la correspondiente a la calle Nueva, se ha cambiado el pavimento de los escalones y el zócalo, se ha restaurado el portón y la rejería de acceso y se han mantenido las fábricas de ladrillo vistas. En la portada de la calle del Salvador, se ha restaurado el revoco y el portón de madera.

 

Con los trabajos, se han eliminado las barreras arquitectónicas que dificultaban el acceso al templo al existir tramos de escaleras tanto en la entrada por la Calle Salvador como por la calle Nueva lo que dificultaba notablemente  el acceso a personas con dificultad de movilidad. Para ello se ha colocado una plataforma que salva el desnivel existente.

 

La intervención ha contemplado, también, la pavimentación del interior de la Iglesia mediante la instalación de tarima de madera sobre el terrazo que ya existía anteriormente para mejorar así la climatización del templo y evitar el deterioro del suelo ya colocado. Asimismo, se ha mejorado la iluminación interior del templo y la adecuación interior de la sacristía y de los locales parroquiales situados sobre ella.

 

De esta manera, el Ejecutivo autónomo contribuye al embellecimiento patrimonial de la ciudad de Teruel, dado que la Iglesia del Salvador de Teruel es un inmueble de gran valor simbólico, cultural y artístico, cuya restauración va más allá del ámbito meramente municipal, puesto que repercute en el  desarrollo mismo de la provincia y en la vertebración del territorio.