domingo, 16 de diciembre de 2007

Crónica del Capitan de Guardias Jóvenes en el Funeral de Fernando Trapero.

Aragón Liberal 16.12.2007.Crónica del Capitan que mandaba la formación el Colegio de Guardias Jóvenes en el Funeral del Guardia Fernando Trapero.

Su dolor nuestro dolor. Su valor nuestro recuerdo para siempre. Su sacrificio no será en vano.


Por: Antonio González Churiaque

Esta crónica me la remite José Marco, Delegado de la AVT en Aragón. No tengo palabras, solo ratificar lo que él dice a continuación. No se de donde ha salido esta crónica, no se si realmente la ha escrito dicho Capitán. Tan solo digo que ha conseguido hacerme llorar.
Impresionante.


CRÓNICA DEL CAPITÁN QUE MANDABA LA FORMACIÓN EN EL COLEGIO DE GUARDIAS JÓVENES EN EL FUNERAL DEL GUARDIA FERNANDO TRAPERO BLÁZQUEZ.

Fue un día muy gris y muy triste. Frío, como corresponde al otoño tardío de estepa castellana que es Valdemoro. Después de haber velado su cadáver la tarde y noche anterior en la capilla ardiente, que fue instalada en el Salón de Actos, llegó la hora del funeral. Los turnos de escolta del féretro fueron establecidos desde que llegó. Siempre, cada 15 minutos: Un componente del Gao, un Policía Nacional, otro de la Jefatura de Información y un Polilla de mi Compañía. Fueron una horas llenas de pena, de inmensa pena, donde nadie era capaz de encontrar consuelo. Una de las innumerables coronas que acompañaban al féretro era de mi Compañía. Los Polillas habían hecho entre ellos, sin que nadie les dijese nada, una colecta y habían recaudado 139 euros que se habían gastado en una sencilla corona que significaba su homenaje a quien entregó lo más valioso que poseía, su propia vida, por España, tal y como había jurado en nuestro Patio apenas tres años antes.

leer más aquí