lunes, 26 de marzo de 2007

Tras tres años del atentado



Aragón Liberal.- Una víctima del terrorismo ha concedido una entrevista al Diario de Teruel. Vive en el pueblo Turolense de Nogueruelas, en el Mastrazgo.

José Antonio Calvo 26/03/07


Cuando hay un atentado terrorista se olvida fácilmente a las víctimas. Después de la impresión del momento de los hechos, la capacidad de olvido es enorme. Pero detrás de cada víctima existe una persona que sufre. Es el caso de Maribel Barba, víctima de los atentados terroristas del 11-M. A través de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, ha conseguido establecerse en el pueblo turolense de Nogueruelas.

En el Diario de Teruel del 26 de marzo, aparece una entrevista. Tras dos explosiones, iba ayudando a una chica embarazada que no podía andar. En ese momento, estalló otra bomba, y se quedó sólo con la mano de la chica, que quedó destrozada. Por todo ello, sufrió problemas psiquiátricos gravísimos, por lo que la aconsejaron irse a un lugar adecuado a recuperarse.

Dice en la entrevista que “la familia ha sido fundamental y también soy muy religiosa, lo que me ha ayudado”.

Afirma que Zapatero va en contra de las víctimas del terrorismo, y que fueron un trampolín “para que él esté en las Moncloa”.

En Teruel Liberal